5 Agosto, 2015

Felicidad en el trabajo

felicidad en el trabajo

 

El título ya parece una entelequia ¿verdad? Bueno, no nos alarmemos. Vamos a empezar por el principio. ¿Qué entendemos por felicidad? Pues según la RAE, Felicidad es: 1. f. Estado de grata satisfacción espiritual y física.  Vale. Entonces, ¿cómo voy a conseguir ésto en el trabajo? Pues detallemos algunos puntos básicos que nos pueden llevar a que la felicidad en el trabajo sea una realidad.

1. Lo primero es que los jefes entiendan que si hay un clima de cierta felicidad en el trabajo, los rendimientos y la rentabilidad aumentan, esto está más que comprobado.

2. La felicidad y los estados de ánimo positivos se contagian. Esto es debido a que se activan nuestras neuronas espejo (un grupo de células nerviosas capaces de activarse cuando desarrollamos una acción o cuando vemos que la realizan otras personas). De modo que el bienestar de todo el equipo, repercute en el trabajo, en la capacidad de colaborar, en la solidaridad y en la resolución de problemas.

3. Cuando corregimos en privado y con respeto y felicitamos por el trabajo bien hecho en público, estamos potenciando la felicidad y el buen ambiente en el entorno laboral. Por tanto un buen jefe, deberá ser alguien que esté presente, que apoye los logros de su equipo, que transmita una visión de futuro y comunique con claridad y positivismo cuál es la importancia del trabajo de sus empleados. Es primordial saber qué se espera de nosotros, cómo lo estamos haciendo, qué hacemos bien y cómo podemos mejorar. Y ésto, de manera periódica.

 

Los puntos clave, pues, a trabajar para conseguir cierta felicidad en el trabajo son:

  1. Establecer relaciones interpersonales positivas.
  2. Desarrollar cierto grado de control y autonomía.
  3. Contar con el apoyo y la consideración de los supervisores.
  4. Tener oportunidades de ocio y recuperación.
  5. Obtener reconocimiento de los logros obtenidos.
  6. Tener una carga de trabajo manejable y con objetivos definidos.
  7. Lograr un equilibrio entre la vida laboral y la personal.
  8. Ser proactivo en el ajuste al puesto de trabajo.
  9. Encargarse de tareas variadas y contar con oportunidades para el desarrollo.
  10. Utilizar el sentido del humor y expresar emociones positivas.

 

Vale, decirlo es más fácil que hacerlo. Pero podemos diseñar un plan a la medida de tu negocio para conseguirlo. Con formación, desarrollando herramientas y trabajando con cada persona de tu equipo. ¡Habla con nosotros y hagámoslo juntos!


las 3 en punto