5 agosto, 2015

Motivación de equipos y cultura de empresa

equip motivado

 

No os contamos ninguna novedad: cuanto mayor es la motivación, mayor es el rendimiento. Si el equipo de trabajo está satisfecho en su puesto, no sólo lograrán objetivos sino que además serán proactivos, es decir, propondrán ideas de mejora que pueden beneficiar a tu empresa. De ahí la importancia de implementar programas de incentivos y motivación para tu equipo.

Es más, si pasamos la mayor parte del día en nuestro trabajo ¿no será mejor hacerlo en un entorno en que todos nos sintamos a gusto y remando en la misma dirección?  De eso se trata ¿no? Bueno, no sólo de eso… claro está. Pero a pesar de lo que muchos puedan pensar, el salario y los incentivos económicos no siempre es lo más valorado por los trabajadores. Los profesionales destacan positivamente otros aspectos como: el reconocimiento por parte de sus superiores, la autonomía a la hora de trabajar, el feedback o escucha activa, el fomento de un buen clima de trabajo o el compañerismo.

Pero unos trabajadores motivados, no depende sólo de factores… digamos “de empresa”. Obviamente, aquellas empresas que premian el buen rendimiento de sus trabajadores de una u otra forma, cuentan con una importante ventaja en cuanto a productividad, pero también existen las motivaciones personales de cada trabajador. En este tipo de motivación influyen otros factores como contar con el material y equipamiento de trabajo adecuados y sobre todo, con un buen ambiente laboral. De este modo, mantener un buen clima laboral debe ser prioritario en la gestión de recursos humanos de cualquier empresa.

Hay un tercer factor, cada vez más en boga, y es el de empresas en las que sus trabajadores participan o colaboran con algún tipo de ONG u organización con fines sociales o medioambientales. Esta es una motivación más trascendental que sirve al individuo para sentirse realizado, entendiendo que su trabajo también ayuda a mejorar la vida de terceras personas de una manera u otra.

Todos estos factores deben unirse de tal forma que formen una red que sustente a todo el equipo de trabajo y en el que todo el personal se sienta arropado y respaldado.

 

Si percibes que tu equipo necesita una ayuda en este sentido, habla con nosotros. Nos sentaremos y elaboraremos una estrategia personalizada.


las 3 en punto