5 Agosto, 2015

Teatro para jóvenes y adultos

teatro para jóvenes y adulto

 

Hay muchas técnicas interpretativas. Conocerlas todas llevaría toda una vida. Cada maestro utilizará la suya; en mi caso, he ido incorporando lo que me ha resultado más útil de cada uno/a de mis maestros/as. Pero para mi, la mejor manera de enseñar es a través del juego y la observación de cada alumno/a. Me gusta aplicar la regla que utilizaba mi profesor de acrobacia, Antón Valén: “A cada uno, según sus necesidades; de cada uno, según sus capacidades”. Es decir, exigir de cada alumno/a lo que éste/a sea capaz de dar y darle a cada alumno/a lo que éste/a necesite recibir.  En ello está la clave, por eso adapto cada taller a las necesidades y posibilidades de mis alumnos/as.

Normalmente el esquema básico de trabajo es el siguiente:

  1. Calentamiento e integración grupal: ejercicios de estiramiento, conciencia corporal, relación y cohesión de grupo, escucha activa, técnicas de relajación y visualización creativa.
  2. El juego dramático: trabajo actoral a través de juegos; expresión facial, expresión corporal, dicción y ortofonía, trabajo por parejas y pequeñas escenificaciones en grupo.
  3. La verdad en escena: trabajo de consciencia y presencia, la verdad y la interiorización, elementos de apoyo actoral, herramientas actorales, improvisaciones.
  4. La creación del personaje: trabajo de texto y caracterización.
  5. La representación teatral: el actor en escena, acción y reacción, la escucha activa, el espacio escénico, la caracterización del personaje, maquillaje, luz y sonido, puesta en escena, elementos básicos del teatro. (*)

*Este apartado sólo se impartirá en el caso de un taller de teatro estable con un trabajo anual. En el caso de talleres intensivos de fin de semana o temporales, se trabajarán tan sólo las técnicas básicas de la representación teatral.

¿Te gusta el teatro y nunca te atreviste a probar? Este es tu taller. ¡Cuento contigo! ¡3, 2, 1, a escena!


las 3 en punto